Translate

reflexiones que me identifican, Jesus Quintero



Me llaman Loco porque aun creo en los grandes sueños, en la utopía, porque no renuncio a la felicidad, para todos.

Me llaman loco, porque no me gusta dar ordenes ni recibirlas.

Porque no comprendo a los que están dispuestos a todo por llegar al poder, a la fama, a la riqueza.

Me llaman loco .... porque no comprendo la guerra.


Porque no comprendo una


justicia que legaliza tantas injusticias.
Gracias ThonyDÍA INTERNACIONAL DE LA POESÍA


" Poetas Andaluces de ahora" Encuentros: Resumiendo... encuentroandaluzpoesiaenred.blogspot.com

jueves, 5 de septiembre de 2013


Así nació este precioso libro, del cual me siento muy orgullosa y agradecida.
Ha sido una experiencia enriquecedora y maravillosa. Gracias compañeros.




 Mª Trinidad Laguna Haro
En Dúrcal existe un Taller de Creación Literaria, todos lo sabemos porque lo hemos podido leer en estas mismas páginas, y nos han informado de que es un grupo de personas que se reúnen algunos días a la semana para escribir según unas pautas propuestas por el maestro y leer delante de todos el escrito. ¿Y eso es todo? Desde una perspectiva externa no puede ser de otra manera, pero cuando uno se encuentra en el interior de este grupo la visión cambia abismalmente. Desde el semisótano de la biblioteca, rodeados de sabiduría, enterrados en libros, excavamos en nuestras experiencias y a través de las altas ventanas volamos a la Edad Media, a los Ángeles, a la casa de los abuelos, a un taller de costura a principios del siglo pasado, por largos caminos que nos conducen al mar, al pasado y al futuro, en coches convertidos en máquinas del tiempo encontramos a un gato astronauta, y nos asomamos a la casa de Javier, dibujando en nuestros rostros sonrisas invertidas. Y somos capaces de leer el futuro convertidos en pitonisas y brujas, de mirar cara a cara al destino y de enfrentarnos incluso a la muerte desde veinte perspectivas diferentes.
Dejando que nos empuje el viento, tempestuoso o suave y apacible, con los distintos colores del aire. El profesor, el maestro, no sólo nos propone temas sobre los que escribir, sino que sabe guiarnos perfectamente para que seamos capaces de sacar lo que está dentro de nosotros.
Escritor, poeta, que nos aconseja y nos hace ver que somos capaces, que lo único que nos imposibilita son nuestros propios miedos, y nos ayuda a superarlos y a poner latas en nuestras goteras. Sí, somos un grupo de personas que nos reunimos y escribimos, y osamos remover lo que duerme en nuestras mentes, despertar a los duendes y a las musas que nos inspiran; y leemos nuestras creaciones, nos regalamos historias, para enriquecernos los unos a los otros, porque uno aporta la experiencia literaria adquirida con los años, otros
la sensibilidad extrema, otro la poesía, la excentricidad, lo tétrico, lo cotidiano… Y cuando nos despedimos nos marchamos ricos de vivencias, con la autoestima en volandas y sorprendidos una vez más por
el talento que nos rodea.