Translate

reflexiones que me identifican, Jesus Quintero



Me llaman Loco porque aun creo en los grandes sueños, en la utopía, porque no renuncio a la felicidad, para todos.

Me llaman loco, porque no me gusta dar ordenes ni recibirlas.

Porque no comprendo a los que están dispuestos a todo por llegar al poder, a la fama, a la riqueza.

Me llaman loco .... porque no comprendo la guerra.


Porque no comprendo una


justicia que legaliza tantas injusticias.
Gracias ThonyDÍA INTERNACIONAL DE LA POESÍA


" Poetas Andaluces de ahora" Encuentros: Resumiendo... encuentroandaluzpoesiaenred.blogspot.com

lunes, 17 de noviembre de 2014

Popurri

 

 

 

 

 

En La, en Do, en Re

Le canto al tiempo herido
en la caja negra,
cuando vuelve de la guerra
para ver que todo se ha ido.
Puede el sol quemar la tarde,
y en su corriente, el río,
mojar la cercana orilla.
Pero él  no quiso,
llevarle a la madre
su calorcito, su luz, ni su camisa
manchada de sangre.
Le canto al tiempo herido.
En la oreja sorda, le grito.
¡Que se oiga!
La voz del otro, de aquel que sigue vivo
en la memoria.
Sembrando aire limpio.
 Del mismo que brota,
otro latido regando, otra gota,
otro tiempo que no ha sido
de derrota.
Le canto al llanto de otro viento,
al verbo de otras carnes,
al ser que se parece
al tiempo herido
que crece en este oasis.
A los pozos con sus nombres
y al hombre sin frontera,
a la carne trémula que desespera
por decidir vivir.
¡que el tiempo vuela! 

Dos en uno: Esperando lo imposible

Imposible la rosa que en el jarrón 
invierte las horas en sus espinas,
esperando del agua su sed  de sol.

Imposible la perla abrir su ostra
sin esperar la muerte que le aguarda
acechando su sombra por las esquinas.

Y espera la vida sin confianza,
mientras las manos blancas se alzan
buscando en el aire su libertad.

Y espera la guerra y la panza llena
a esa infancia que desespera,
mientras la muerte la deje en paz.

Imposible parar la espera...
que espera lo imposible
para volver  caminar.
 -----------------------------------------------------------------------------------------------------------------------
 En esta plaza vacía, te espero,
más se de cierto que no vendrás,
aún así.  esperando me quedo,
mirando el aire con su verdad

revolotean las hojas sobre el suelo
mientras el agua llora su soledad
con cada gota se forma un hilo
que acuna el ruido de su llorar

En armonía me siento unido
al agua que mana desde su centro
al aire que hace del movimiento
una canción para soñar

¡que vuelva el niño! que no lo fue
que vuelva el pecho de su alimento
que vuelva el día a renacer
que vuelva el tiempo
Y así las notas  de mi canción
llenan el aire con su sonido
mientras la plaza se llena de sol
y alegres risas de otros niños.





Por la mitad

En esta noche clara,
el cielo se ha convertido en un pozo al revés.
sin fondo, sin destino.

Se va coloreando.
Desde el azul con blanco pasa al gris plomizo
con tono anaranjado.

Ora rojo, ora dorado y malva
con hilitos de plata
y torbellinos de llanto.

Llueven esquirlas de estrella,
ruge fiero el averno,
maulla la luna su gata,

clama el silencio su voz.


Y entonces se hace  eterno,
partiendo el cielo en dos.

Y cae...

Y cae...

Una parte, sobre el amor formando un charco de lodo.
Otra matando esperanza, a golpe de lanza en ristre,
Y enviste, la voluntad y la ilusión.

De igual modo

cae...

Sobre los dos.

Sobre todo.




 l
Te voy a perdonar
aunque me duela el cielo.
Alarido,
trueno
relámpago encendido.

Te voy a perdonar, 
hasta en el último suspiro
que grite el mar,
tragándose aquello.
 Mi sangre,
el latido,
la verdad.

Te voy a perdonar,
Y sé que 
 t
  a
     r
       d
     e
    Será. 
ll 
Te voy a perdonar,
tanto y tanto que:
mis ojos fuente de sal
queden. 
Como estatuas
quietas,
sin mirar atrás.
Más...
Si la vida finge tanto y tanto
yo te voy a perdonar,
hasta que el último canto 
 se haga  inmensidad,
 y se desaga en copos... 
Y nieve 
sobre el polvo de sierpe
siempre... siempre
Te voy a perdonar.
aunque mi voz sea,
el silencio final