Translate

reflexiones que me identifican, Jesus Quintero



Me llaman Loco porque aun creo en los grandes sueños, en la utopía, porque no renuncio a la felicidad, para todos.

Me llaman loco, porque no me gusta dar ordenes ni recibirlas.

Porque no comprendo a los que están dispuestos a todo por llegar al poder, a la fama, a la riqueza.

Me llaman loco .... porque no comprendo la guerra.


Porque no comprendo una


justicia que legaliza tantas injusticias.
Gracias ThonyDÍA INTERNACIONAL DE LA POESÍA


" Poetas Andaluces de ahora" Encuentros: Resumiendo... encuentroandaluzpoesiaenred.blogspot.com

lunes, 9 de julio de 2012

Camíno

espectaculo de agua y nieve


La muerte con pies iguales 
mide la choza pajiza y los palacios reales.
                                           
------------------



Vengo del ayer,
por los siglos de siglos. 
Del alcohol en las venas,
 de las cadenas de odio
engarzando zafiros.

Vengo del olvido de querer
añorando la ternura
de la madre del vecino.
Perfumada de incienso amargo
 pero divino.

Anduve el camino
arrodillada en los garbanzos,
comiendo sapos y culebras,
vomitando espumarajos..

La muerte siempre detrás
empujando al precipicio
no me valen los atajos
ni las cuerdas ni el hechizo


Mientras cocino versos
abro puertas al espacio,
mezclo mi sudor en las estrellas,
resbalan las miserias en tus brazos.

Cada día, cada noche, cada año
recordando....

Vengo del azúcar de caña,
del azahar y el olivo,
de las pezuñas de vaca
de la hierba y el trigo.

Vengo del silencioso alarido
en la garganta seca,
del método del castigo,
del miedo a sangre entra


Y mientras muero cada hora
revivo en los segundos.
En duelo a cada instante
en duelo con lo inmundo


No soy lo fuerte que quisiera,
Mil batallas he perdido.
pero no es terminar la guerra
 mi único objetivo.

Es soñar siempre a la espera
de otro deseo... y cumplirlo.

Es subir por una larga cuerda
hasta llegar al Olímpo
donde los dioses me esperan
y también sueñan conmigo.

Vengo del ayer para mañana
del mañana para los siglos
de los siglos en la ventana
de la ventana con sus  rejas
de las rejas y sus  postigos.

Del empujón que mi cabeza
le da a mi cuerpo chiquito.
de mi alma y sus rarezas
de la grandeza de lo vivido.
Y sigo...