Translate

reflexiones que me identifican, Jesus Quintero



Me llaman Loco porque aun creo en los grandes sueños, en la utopía, porque no renuncio a la felicidad, para todos.

Me llaman loco, porque no me gusta dar ordenes ni recibirlas.

Porque no comprendo a los que están dispuestos a todo por llegar al poder, a la fama, a la riqueza.

Me llaman loco .... porque no comprendo la guerra.


Porque no comprendo una


justicia que legaliza tantas injusticias.
Gracias ThonyDÍA INTERNACIONAL DE LA POESÍA


" Poetas Andaluces de ahora" Encuentros: Resumiendo... encuentroandaluzpoesiaenred.blogspot.com

viernes, 11 de octubre de 2013

RECUERDOS





El facebook nos ha acercado desde diferentes rincones.


 Hemos vuelto a sonreír desde un pasado que casi se podría llamar "antiguo"
 Nos reencontramos con muchos recuerdos olvidados y así de golpe, ahora compartidos, con verdades y mentiras que el tiempo y la memoria ha transformado en otra cosa, casi irreconocible, como si no hubiéramos sido nosotros,. pero en el fondo cada una sabe el qué ,el como y el cuando lo vivió;


Desde este blog y con una mezcla de sentimientos y emociones raros y difíciles de explicar, os dejo este poema escrito por una mujer que compartió casa e infancia conmigo y con unos cientos más de chicas, allá en el  internado.
Gracias Fina por compartir y gracias por dejar que lo ponga en esta "mi- tu casa" y la de tod@s mis amigos.


 (AUTORA) Fina Carbero






Aunque la mente haya jugado siempre a favor de mantenerse en pie,
 de una forma u otra "la memoria nos regalo un tesoro: El olvido".

Os dejo también, un par de ellos, escritos por mi, del recuerdo de dos de los dormitorios,
 de los ocho o nueve que había
 (cada uno con unas cincuenta o sesenta camas de media ,creo recordar)
a cada uno, se le llamaba por un color.




CELESTE

Celeste, como el cielo, limpio,
del mismo color del alma, 
el ocaso y la mañana...

Naturaleza inmaculada.
Desde los ojos del niño.

La monja respira en su celda.
Las niñas esconden sus lágrimas.
Soledad en compañía.

De ángeles disfrazada
mientras la  familia se aleja.

Poco, mi cuerpo recuerda
de aquel techo abovedado
del gran balcón y sus tejas.

Allí aprendí a hacer la cama
desde muy pequeña.

A limpiar  zapatos, frotar  madera
 encerar los pasillos rojos
y de rodillas, fregar escaleras.

Así deje a la niña,,
sin saber muy bien... que era.

Dormitorio celeste, de infancia primera.

Del submarino , sólo recuerdo...
 una hermana y dos literas.

Grande o Rosa

Sólo alguna sonrisa es suficiente...
una mano... una manzana.

El patio espera sus hojas,
la noche, sus doce campanas.

Entre las sabanas, las niñas,
llenan de sueños sus almohadas.

Dormitorio grande, con  arcos
en las ventanas cuadradas.
La luna de invierno tras las persianas,
asoma su sonrisa, vestida de  rayas.

Solo una mirada de ojos amigos,
cuando la madre a callar manda

Un chiste, una broma.
La pasta de dientes ríe, en la toallas.

Por los pasillos, llenos de camas,
alguna que otra prepara una trampa.

Dormitorio grande, se tiende la ropa
en su terraza soleada
La luna en verano, libre, su luz nos regala.
El aire se llena de aromas
y una estrella tilila en la distancia.

son las niñas dibujando... sus esperanzas.